martes, abril 11, 2017

SÁBADO SANTO EN CALANDA

LOS TAMBORES DE CALANDA
Por Luis Buñuel

Existe en varios pueblos de Aragón una costumbre que tal vez sea única en el mundo, la de los tambores del Viernes Santo. Se tocan tambores en Alcañiz y en Híjar. Pero en ningún sitio, con una fuerza tan misteriosa e irresistible como en Calanda.
Esta costumbre que se remonta a fines del siglo XVIII, se había perdido hacia 1900. Un cura de Calanda, mosén Vicente Allanegui, la resucitó.
Los tambores de Calanda redoblan sin interrupción, o poco menos, desde el mediodía del Viernes Santo hasta la misma hora del sábado, en conmemoración de las tinieblas que se extendieron sobre la tierra en el instante de la muerte de Cristo, de los terremotos, de las rocas desmoronadas y del velo del templo rasgado de arriba abajo. Es una ceremonia colectiva impresionante, cargada de una extraña emoción, que yo escuché por primera vez desde la cuna, a los dos meses de edad. Después participé en ella en varias ocasiones, hasta hace pocos años, dando a conocer estos tambores a numerosos amigos que quedaron tan impresionados como yo. En 1980, durante mi último viaje a España, se reunió a varios invitados en un castillo medieval cercano a Madrid y se les ofreció la sorpresa de una alborada de tambores venidos especialmente de Calanda. Entre los invitados figuraban excelentes amigos como Julio Alejandro, Fernando Rey y José Luis Barros. Todos dijeron haberse sentido conmovidos sin saber por qué.
Ignoro que es lo que provoca esta emoción, comparable a la que a veces nace de la música. Sin duda se debe a las pulsaciones de un ritmo secreto que nos llega del exterior, produciéndonos un estremecimiento físico, exento de toda razón. Mi hijo Jean-Louis realizó un corto, les tambours de Calanda, y yo utilicé ese redoble profundo e inolvidable en varias películas, especialmente en La Edad de oro y Nazarín.
En la época de mi niñez, no habría más de doscientos o trescientos participantes. Hoy son más de mil. Con seiscientos o setecientos tambores y cuatrocientos bombos...
Fuente: Luis Buñuel Mi último suspiro (memorias) primera edición abril de 1982

Los vídeos que les ofrezco están filmados en la Semana Santa de 2010, concretamente el día 3 de abril Sábado Santo, los bombos suenan hasta las dos de la tarde. Agradezco la colaboración de los habitantes de Calanda en ningún momento he visto gesto alguno de rechazo al ver la cámara lo que da idea de su nobleza.
He tenido que dividir el vídeo en dos partes por razones de peso, ya que Blogger no permite subir vídeos de más de cien megas. Espero les guste.

. video

video

No hay comentarios: